Despeja espacio en tu vida

Que el desorden ocupa espacio físico y mental es algo de lo que la mayoría somos conscientes, aunque haya quien siga defendiendo que “tiene un desorden organizado que solo ellos entienden”, pero hoy vamos a ir más allá, no solo la desorganización te impide disponer del espacio suficiente para que lleguen nuevas cosas, también la acumulación de cosas.

Tener la mesa del despacho llena de objetos te impide ver más allá, encontrar soluciones para viejos problemas y además interfiere en tu productividad.

Tener la casa recargada de decoración te impide encontrar cosas que necesitas, no te deja espacio para nuevos objetos y además te da más trabajo de limpieza.

Tener tu vida atestada de compromisos con personas que no te aportan nada te impide tener tiempo para ti. Las relaciones poco estimulantes te provocan hartazgo, pérdida de energía y desgana a la hora de conocer a gente nueva.

Y esto además de estresante es muy aburrido.

Organizar tu lugar de trabajo contribuye a aumentar tu negocio o a trabajar menos si eres empleado. En ambos casos siempre aumentarás tu claridad mental. Pero si además te deshaces de los objetos inútiles, acelerarás enormemente el proceso.

Dejar a un lado las relaciones personales frustrantes te dará más energía vital, porque de alguna manera esas personas se han convertido en “vampiros energéticos” para ti. No se trata de romper amistades o relaciones, solamente de no dedicarles un minuto de tu tiempo por obligación. (Leer más sobre vampiros energéticos)

Y en tu hogar ¿qué me dices de tirar los objetos que a lo largo de los años vamos acumulando sin que nos gusten, sin que nos sean útiles, sin tener casi espacio para su almacenaje?

Lo mismo con los documentos archivados en tu ordenador, los mensajes del móvil, la ropa que no te sirve en tu armario; las tarjetas de fidelización de clientela de tu cartera… sigue con tu propia lista.

Despejando la mente

Despejar tu espacio vital es importante pero no tanto como limpiar tu mente de ideas alienantes, de sentimientos tóxicos o de emociones negativas que nos nublan la visión. En esta categoría incluimos: Miedos inciertos: ansiedad por situaciones que se escapan a nuestro control; culpabilidad; prejuicios; preocupaciones por el futuro; creencias limitantes sobre nosotros.

Si despejas tu mente de estos elementos, tendrás espacio para la diversión, la paz, la tranquilidad, la creatividad.

Lo que sí es cierto es que el hábito de coleccionar cosas inútiles o personas poco gratificantes a tu alrededor tiene causas emocionales muy claras.

Para trabajar con EFT es importante identificar cuál es el origen de tu comportamiento y así resolver el conflicto emocional que está bajo ese hábito.

La psicóloga Carol Look usa el siguiente protocolo de preguntas. Recuerda tener un bolígrafo a mano y mientras las lees, en voz alta por supuesto, anota las respuestas para elaborar después tus propias rondas de tapping.

Con estas preguntas te estás enfocando en el aspecto material del problema:

  • ¿Para qué te está sirviendo el hábito de acumular cosas en tu vida?
  • ¿Cómo te sentirías si ya no tuvieras esas cosas?
  • ¿Qué piensas que está detrás de tu necesidad de almacenar cosas?
  • ¿Qué te asustaría si tuvieras que desprenderte de algunas de ellas?
  • ¿Qué emoción positiva te produce tener esas cosas? Por ejemplo: amor, seguridad, confort, calor, riqueza, sentido de pertenencia
  • ¿Qué crees que está detrás de tu negativa a desprenderte de algunas de ellas?
  • ¿Algún miembro de tu familia tiene el mismo problema?

Observa que todas estas cuestiones van dirigidas a encontrar la emoción que está sosteniendo tu necesidad de almacenar objetos o pensamientos negativos, si las desvinculamos dejará de tener sentido.

Con estas frases te estás enfocando en la parte emocional del problema

  • No quiero despejar mi mente porque entonces tendré que sentir emociones que llevo años tratando de evitar.
  • No quiero despejar mi mente de ……….. (nombre de la emoción) por si algún día me sirve.
  • No quiero despejar mi mente de ……. (nombre de la emoción) porque me ha costado mucho trabajo conseguir ser así.
  • No quiero quitar de mi mente ………. (nombre de la emoción) porque sería renunciar a algo común en los miembros de mi familia.
  • No quiero aclarar lo que siento al respecto porque sé que va a ser muy duro.
  • No quiero pensar en el origen del problema porque me da miedo mi reacción.
  • No quiero más espacio mental porque no me gustan los cambios.

Al responder a estas preguntas y supuestos, estarás abriendo una puerta, ese es el primer paso. El siguiente para que salga todo lo inútil que hay en tu vida es hacer tapping. El premio es la libertad emocional.

Cuando acordamos el tema de artículo, la realidad nos mostró claramente la utilidad del tapping para asuntos cotidianos. En agosto la tubería de la vecina de arriba de Eva se rompió, inundando su casa mientras ella estaba de vacaciones. El desastre fue tal que hizo falta que albañiles y pintores acudieran a arreglar los techos y los armarios dañados. Era una ocasión ideal para desprenderse de objetos inútiles pero eso no es fácil para todo el mundo, así que Eva decidió hacer tapping mientras visualizaba sus armarios espaciosos y ordenados. Aquí tienes las frases que ella usó.


Ejemplo de ejercicio de EFT para despejar espacio en tu vida
Esperamos que os ayude este ejercicio – no tanto para decir adiós a la ropa y objetos que no uséis si no es vuestro caso sino también para deshacerse de otros «trastos» más mentales y emocionales. Puedes sustituir las palabras con otras para que las frases hablen de tu situación.

Preparación:
«Aunque tengo muchas cosas acumuladas en mi casa que no necesito y me resulta difícil a deshacerme de ellas, me acepto completa y profundamente.»
«Aunque tengo tendencia a acumular trastos, me acepto de todas maneras.»
«Aunque me resulta difícil deshacerme de las cosas que no uso, estoy abiert@ a poder hacerlo.»

Secuencias:
1. Tengo muchas cosas acumuladas.
2. Muchos trastos en mi casa.
3. Ocupan mucho espacio.
4. No las puedo tirar.
5. Las puedo necesitar todavía.
6. Son mías.
7. Algunas son regalos.
8. Otras las compré yo con mi dinero.
9. Creo que no puedo prescindir de nada.
(Respira profundamente, y continuamos con otra secuencia…)

1. ¿Qué pasa si las necesito luego?
2. Es tan difícil deshacerme de cualquier cosa.
3. Todavía están bien.
4. Pero necesito más espacio.
5. No las he usado desde hace mucho tiempo.
6. Probablemente nunca las voy a usar.
7. Solamente están ocupando espacio.
8. Y no dejan entrar cosas nuevas.
9. Reconozco que es difícil para mi tirar cosas
(Respira profundamente, y continuamos…)

1. A lo mejor puedo regalarlas a alguien que las necesite.
2. O donarlas.
3. Aquí solo están guardadas criando polvo.
4. Elijo abrir el camino para una nueva energía.
5. Y soltar lo que ya no necesito.
6. Puede ser fácil.
7. Quiero que la energía fluya libremente entre mis cosas.
8. Elijo deshacerme de los trastos.
9: Abro la puerta a cosas nuevas en mi vida
Respira profundamente.
¡No te olvides compartir con nosotras tus experiencias!