EFT/Tapping no funciona

El tapping no funciona si no me curo en tres minutos. A veces queremos milagros, y aunque los milagros existen (leer aquí más sobre ello), pretendemos sentarnos a esperar que los demás hagan el milagro por nosotros. ¡Eso no es un milagro, eso es dejación de funciones!

Llevamos 20 años reviviendo el trauma del fallecimiento de un padre, 15 años sufriendo por el recuerdo de haber sido testigos de un accidente, 7 años acudiendo al psicólogo por el divorcio o 3 años sufriendo acoso laboral… y queremos que EFT funcione en tres minutos.

Realmente hay casos en los que EFT consigue aliviar un problema en tres minutos, es lo que Gary Craig llama ‘maravillas de un minuto’ y existen pero porque son escasas las consideramos ‘maravillas’ si fueran habituales, diarias, entonces serían como un calmante, que a los pocos minutos de tomarlo surte efecto y no serían “maravillas”.

Con EFT hay que trabajar, hay que crear un auténtico compromiso con uno mismo de querer salir del bloqueo que tenemos. Curarse no es cuestión de ahora sí, ahora no, es un proceso. El hacerse cargo de tu propia gestión emocional es un compromiso para toda la vida.

Si a los 20 minutos de hacer tapping no sucede “el milagro” eso no quiere decir que no esté funcionando sino que de alguna manera nuestra búsqueda del objetivo final total nos está impidiendo percibir los cambios y el alivio casi inmediato, y progresivo, que esta herramienta produce.

Durante las sesiones colectivas mensuales de EFT que llevamos a cabo en LiberaciónEmocional los mejores resultados surgen cuando dejamos fuera las expectativas, nos centramos en sentir y observar. Sin forzar los cambios, dejándote sorprender por lo que ocurre en cada momento y EFT nunca decepciona. Si no sale todo de una vez, sencillamente es porque son aspectos que requieren más atención por tu parte, pero lo cierto es que nunca nadie se va como entró, siempre hay un componente de mejoría. Entra en Membresía para asistir a los encuentros mensuales de tapping en directo y proponnos tu tema. No estás solo en esto, siente la fuerza del grupo y el asesoramiento y acompañamiento de Eva y Patricia.

La psicóloga y experta en EFT Puja Kanth Alfred nos enumera algunos de los cambios que puedes ir notando después de hacer tapping en directo y que pueden ayudarte a ser persistente en el uso de la técnica.

Efectos de EFT

  1. Calma: tras una sesión de tapping lo más habitual es sentirse tranquilo y relajado de forma casi inmediata. Con sueño incluso. Cuando haces tapping unos minutos sobre un tema acuciante el efecto inmediato es la calma, aunque no sientas que el problema está solucionado, pero si no tienes tiempo para más ¿eso ya es un avance en sí, verdad?
  2. Frecuencia: aunque el problema no haya desaparecido notarás que surge con menos frecuencia. Si padeces de insomnio y apenas duermes tres horas por la noche, ¿pasar a dormir cinco o tener insomnio dos veces a la semana no es un avance?
  3. Efectos colaterales positivos: EFT produce un efecto relajante inmediato, incluso aunque no hagas tapping en el problema en sí. Estar más calmado en general te permite afrontar un problema desde una perspectiva más abierta, te ofrece una claridad mental que no tienes cuando estás literalmente “fuera de sí”.
  4. Disuelve las emociones asociadas: si has hecho tapping en un recuerdo doloroso, como puede ser una fuerte disputa con tu pareja, cuando días después intentas recordar lo ocurrido, puedes notar ciertas lagunas mentales. No te asustes, no estás perdiendo la memoria, ni necesitas un suplemento de vitaminas, simplemente es otro de los efectos colaterales de EFT. El recuerdo está ahí, pero la emoción asociada (rabia, pena, necesidad de venganza…) ha desaparecido. Hay quien piensa que el efecto de EFT ha sido precisamente tapar la emoción cuando justo es al contrario lo que ha hecho es disminuir la emoción negativa asociada y convertir el suceso en un simple recuerdo.
  5. Revivir aparentemente las mismas emociones: Si has hecho tapping por ejemplo en algún aspecto de tu relación de pareja que te frustra y tiempo después vuelve a surgir, no pienses que esa emoción de frustración ha vuelto sino que es un nuevo asunto que requiere un nuevo enfoque de tapping, aunque la emoción siga siendo la frustración… pero te aseguramos que cada vez tendreá menos poder sobre ti.
  6. Escepticismo: muchas personas sienten alivio durante una sesión de EFT o un curso pero piensan que será algo pasajero, que al marcharse la negatividad volverá a formar parte de sus vidas y tienen razón pero solo en parte. Sobre el aspecto trabajado la negatividad no vuelve, y si lo hace no será con la misma intensidad. La emoción que se libera, no vuelve, salvo que volvamos a comportarnos de la misma manera. Si la negatividad vuelve con la misma crudeza se debe a nuevos hechos que hay que abordar o nuevos aspectos del mismo problema, además una vez que EFT forma parte de tu vida, notarás que necesitas menos rondas para solucionar un problema, e incluso con el tiempo el solo hecho de pensar de forma consciente en el problema y en EFT sirve para aliviar el malestar.
  7. Efecto Apex: a veces EFT es tan milagroso que a nuestra mente le resulta muy difícil creer que algo “tan simple” nos haya liberado de un problema que lleva con nosotros tiempo, entonces buscamos una explicación que a nuestra mente le parezca más racional o que conecte con nuestras creencias. La propia Puja Kanth Alfred narra como una cliente que concluyó una sesión completamente aliviada respecto al problema con el que llegó, en la siguiente sesión al preguntarle cómo se sentía su cliente respondió que muy bien, que aquello era algo que ella había solucionado hacía meses con un psicólogo que la estuvo tratando.
  8. Cambios cognitivos: la manera en que enfocas y sientes el problema cambiará sin duda alguna tras una sesión de tapping, pasarás a contemplar los hechos desde fuera: “aquello ya pasó ¿qué podría hacer ahora?”. Tal vez la experiencia en sí sigue siendo traumática pero ahora estaremos preparados para pasar página.
  9. Cambios conductuales: si vives con calma todos y cada uno de los momentos de tu vida porque ahora tienes una herramienta para conseguir de forma inmediata la relajación, obviamente tu forma de comportarte también cambiará: contestarás de forma más calmada, no actuarás impulsivamente, meditarás antes las decisiones que tomes, no personalizarás los problemas…
  10. Cambios de actitud: después del tapping muchas personas cambian su actitud respecto a colectivos, grupos o en definitiva personas distintas a ellos. Se vuelven más tolerantes y comprensivos.
  11. Cambios somáticos: los dolores psicosomáticos asociados a la emoción disminuyen o se disuelven de forma casi automática. Dolor de garganta cuando te enfadas; molestias estomacales cuando tienes miedo; falta de respiración cuando tienes angustia…
  12. Autoestima: cambiará tu manera de mirarte al espejo, de ver tu paso por la vida, serás más considerado con tu persona.
  13. Entumecimiento: a veces hay personas que dicen sentirse entumecidas o con la mente en blanco tras varias rondas. Esta es una respuesta normal y se debe al efecto calmante acumulativo de hacer tapping a diario.
  14. Despejando espacio: cuando la intensidad con la que se vive un problema decrece, nuestra mente tiene espacio para dedicarle a otros asuntos más divertidos o que requieren nuestra total presencia.
  15. Disociación: hay personas que después de una sesión de tapping, cuando tratan de recordar el evento traumático sienten que es como si les hubiera pasado a otra persona.

Reconocer los cambios

En nuestros encuentros mensuales siempre surgen interesantes aspectos que cuando haces tapping en solitario no puedes ver: nuevos puntos de vista, recuerdos escondidos, asuntos que han dejado de tener importancia o que pasan a tenerla, personas que han observado cambios en ellos, la aportación del grupo multiplica el efecto del tapping y en definitiva amplia nuestra capacidad de observación interior.

Pero nada sirve si no reconocemos esos avances, por pequeños que estos sean, porque a veces nuestro interior elige ir liberando progresivamente todo ese dolor emocional ya que es una forma de hacer más fácil el camino que nos lleve a la auténtica libertad.

Como tú mismo puedes comprobar EFT es tan simple y tan complicado como lo queramos hacer. No es cuestión de leerse el manual y practicar, es mucho más y si intuyes, como muchos de los participantes de Membresía ya han hecho, que es una herramienta que oculta un gran potencial. Pero si sigues teniendo dudas, porque algo tan bueno no puede ser verdad, aquí te dejamos este ejercicio de tapping.


Ejemplo de ejercicio para soltar la impaciencia
Nuestro ejercicio de hoy te ayudará si eres algo impaciente con los resultados o si tienes la creencia que te dice «esto no me funciona» aunque me gustaría que sí.
Preparación en el Punto Sensible/Kárate:
«Aunque creo que esto no me funciona, me acepto completa y profundamente»(3 veces)
Secuencias:
1. Esto no me funciona.
2. No tengo resultados rápidos.
3. Estoy hart@ de esperar.
4. Ya he probado tantas cosas.
5. Nada funcionó a largo plazo.
6. Creo que el tapping tampoco va a funcionar.
7. No tengo remedio.
8. ¡Vaya pérdida de tiempo! 
9. No me funciona.
(Respira profundamente, y continuamos con otra secuencia…)
 
1. ¿Por qué no me funciona?
2. Otros parecen tener resultados.
3. Yo sigo igual.
4. Bueno, casi igual.
5. La verdad es que me relaja.
6. Pero quiero resultados ¡YA!
7. ¿A lo mejor soy un poco impaciente?
8. Quizás necesito más tiempo.
9. La verdad es que sería súper si funcionase para mi también
(Respira profundamente, y continuamos…)
 
1. Elijo tener más paciencia.
2. En algo seguro que me ayuda.
3. Puede ser que funcione.
4. Elijo cambiar esta creencia.
5. Elijo creer que puede funcionar.
6. Me permito sentirme mejor.
7. Me libero de todos los bloqueos que me lo impiden.
8. Me permito que el tapping funcione para mí.
9. Me doy permiso para tener éxito
Respira profundamente. Por supuesto, puedes remplazar las frases que proponemos arriba por otras que reflejan mejor tu situación.