Vacaciones en familia

Las vacaciones generalmente son un periodo en que muchos aprovechan para viajar y visitar a la familia que reside lejos o bien aprovechamos la comodidad que nos ofrece una casa familiar para tomar unos días de descanso.

Antes de comenzar el viaje nos invade una extraña mezcla de sentimientos. Nos debatimos entre la alegría y la ternura del reencuentro con nuestros seres queridos y una extraña y creciente sensación en el estómago que no terminamos de identificar pero que nos causa desasosiego.

Dejamos de centrarnos en ello y seguimos haciendo la maleta.

Cuando cogemos esa camiseta roja que compramos en el mercadillo el año pasado cuando paseábamos con toda la familia, recordamos las conversaciones pendientes, las viejas rencillas familiares, la incomodidad de compartir casa, aquellos familiares a los que no soportamos…¡qué pereza!

¿Qué hacer frente a una crítica?

Ciertamente hay personas que sienten la necesidad continua de criticar a los demás en familia (o fuera de ella), tanto si están presentes como si no. No es el objetivo de este boletín analizar el motivo de su comportamiento, creo que tampoco tú debes detenerte en la causa (puedes leer sobre vampiros emocionales y cómo combatirlos aquí) entre otras cosas porque cuanto más te concentres en ello más prolongas la vida de ese sentimiento negativo que tienes sobre ese familiar.

No te centres en el por qué esa persona se comporta así, sino en lo que tú puedes hacer para que no te afecte. Te será más útil.

Todas estas sugerencias sirven también si te reconoces a ti mismo en el papel de persona a quien le gusta siempre decir la última palabra, aconsejar a los demás lo que deben hacer o recordarle a alguien cuando se equivoca, en cierta medidas todos somos criticados y criticadores (puedes leer más sobre los juicios de valor aquí)

Te proponemos un juego para prevenir que te alteren en exceso las críticas, no sólo en el ámbito familiar sino de cualquier persona con la que te relaciones a lo largo de tu vida.

  1. Escucha atentamente qué te dicen, sin juzgar.
  2. Muestra si estás de acuerdo o no con la crítica con serenidad.
  3. Si crees que es correcta, comprométete a rectificar, pide consejo sobre otras opciones a tu interlocutor.
  4. Si crees que es incorrecta, argumenta sin alterarte, expresa tus sentimientos al respecto si crees que es una crítica exagerada o incorrecta o bien si no ha sido la mejor manera de presentarla.

Esto se llama asertividad.

Por otro lado, sé consciente de que a veces TODOS vemos críticas donde sólo hay comentarios desafortunados, vemos quejas donde sólo hay una frase dicha por una persona cómoda en el papel de víctima.

¿Es ese tu caso? ¿En serio vas a desperdiciar unos días de vacaciones para descansar, disfrutar de la familia, leer, bailar, tomar el sol… en discusiones o diálogos interiores que drenan tu energía?… Piensa que el tiempo es una de las cosas más apreciadas en nuestra estresada vida.

Tienes muchas herramientas para hacer que tus vacaciones sean exactamente como quieres que sean.

Disfruta… otros no tienen esa suerte

Los encuentros familiares muchas veces son duales, por supuesto ¿Quién critica? ¿Quién es criticado? Muchas veces es cierto que las relaciones familiares no son sencillas y hay veces que nosotros no podemos solucionar un problema latente desde hace años o que a lo mejor no está en nuestras manos, pero sí podemos trabajar con nosotros mismos para que nuestras vacaciones sean lo más placenteras posibles para nosotros y para quienes nos rodean.

Ya sabes, como muchas veces hemos afirmado que cuando quieras que algo cambie a tu alrededor porque no te gusta, no gastes energía en cambiar a las otras personas, cambia tú y verás como todo a tu alrededor, a modo de círculos concéntricos comienza a cambiar.

Encuentra tu paz interior y déjate sorprender por la manera “casi mágica” en que todo comienza a cambiar a tu alrededor.


Ejemplo de ejercicio de EFT para afrontar las críticas
El siguiente ejercicio es un ejemplo para liberarnos del malestar emocional de la crítica de alguien en la familia (o en el trabajo, o de un amigo…). Piensa en una situación concreta antes de hacer estas rondas de EFT y/o añade palabras para hacer las frases más específicas.
Antes de empezar mide en una escala entre 0 y 10 la intensidad del resentimiento que sientes.
Preparación (en el punto de Kárate):
«Aunque estoy resentid@ por ese comentario crítico, me acepto completa y profundamente»
«Aunque aún me siento enojad@, acepto quien soy y como me siento»
«A pesar de que su crítica realmente me hirió, me permito liberarme de ese dolor y sentirme en paz»
Secuencias:
1. Estoy resentid@.
2. No soporto la crítica.
3. Su crítica me hirió.
4. ¿Por qué me criticó?
5. Aun me siento herid@.
6. Este resentimiento.
7. Este dolor emocional.
8. Me siento herid@ por su crítica
9. Es muy injusto… si yo hablará…
Respira profundamente. Si la intensidad de la emoción no bajó considerablemente, repite la ronda. Si te sientes mucho mejor, puedes continuar con algunas elecciones:

1. Elijo liberarme del daño de su crítica.
2. Elijo sentirme liberad@.
3. Elijo dejar de darle vueltas.
3. Elijo sanar esta herida .
4. Elijo encontrar la paz.
5. Elijo liberarme del daño.
6. Elijo tomar la crítica con calma.
7. Elijo liberarme de sus críticas y avanzar.
8. Elijo dejar de dedicarle más tiempo
9. Elijo disfrutar de mi tiempo
Respira profundamente.
Extra:
Un ejercicio fantástico y complementario a los que ya te hemos ofrecido es una técnica de EFT creada por nuestra colega Marie Holliday. Ella propone que para trabajar con los problemas familiares “en tiempo futuro” tomes una fotografía de la persona o miembros de tu familia con los que ya hayas tenido problemas o con los que te sientas especialmente mal y hagas tapping con una mano mientras sostienes la fotografía con la otra