Elimina el miedo a las enfermedades infecciosas y eleva tus defensas

Lo cierto es que existe un sector de la población realmente atemorizado ante la posibilidad de contraer la enfermedad, tanto es el temor que está convirtiendo su propia vida en una pesadilla (y los medios de comunicación no ayudan a disipar el miedo, al contrario). 

Con lo cual, tenemos ya muchos aspectos y frentes con los que trabajar con EFT. Como siempre que te proponemos ejercicios desde LiberaciónEmocional, te ofrecemos un gran abanico de propuestas para que elijas aquella que se acomoda más a tu situación personal. 

1) Trabaja con el miedo a contraer «x» enfermedad 

•  Tengo pánico a contraer …

•  Todos los días muere gente de …

•  Tengo un organismo débil , siempre estoy enfermo 

•  Si contraigo … nadie cuidará de mí 

2) Trabaja con los síntomas (si los tienes) o con el miedo a tenerlos 

•  Tengo fiebre 

•  Tengo tos y estornudos 

•  Me encuentro muy mal 

•  Me duele la cabeza y todos los músculos del cuerpo 

3) Trabaja con las emociones asociadas (aquí tienes algunos ejemplos) 

•  Estoy indefenso 

•  Me siento abandonado por todos 

•  Nadie me quiere 

•  Todos me ignoran 

•  Odio estar enfermo 

•  Me dan asco los débiles 

4) Cuando hayas eliminado el miedo a la enfermedad o las creencias negativas asociadas a ello, enfócate en aumentar las defensas (no antes!)

•  Soy una persona sana y mi sistema inmunitario está plenamente activado. 

•  Mi “detector” de virus interno está en alerta 

•  Mantengo elevadas las barreras inmunológicas innatas en mi organismo 

•  Mis leucocitos “devoran” los virus sin piedad 

El sistema inmunológico 

Permíteme dedicar un capítulo especial al sistema inmunológico. 

El sistema inmunológico está formado por un conjunto de mecanismos que protegen al organismo de infecciones por medio de la identificación y eliminación de agentes patógenos 

Nuestro sistema inmunológico es tan complejo como perfecto, tanto que posee la capacidad innata de adaptarse para así reconocer patógenos concretos de la forma más eficiente. El proceso de adaptación crea memorias inmunológicas y permite brindar una protección más efectiva y rápida ante futuros contagios. 

Una vez que el organismo reconoce al virus, el sistema inmunológico protege al organismo mediante una estrategia de barreras defensivas sucesivas. Existen muchas barreras pero las más conocidas son las superficiales (la piel), mecánicas (eliminación de toxinas a través de mocos, lágrimas, orina…), químicas (secreciones de péptidos antimicrobianos a través de la saliva, la leche, el flujo vaginal…) y biológicas (bacterias que compiten con las bacterias patógenas). 

Los leucocitos son nuestros soldados internos, “células asesinas naturales” que identifican y eliminan patógenos bien fagocitándolos (literalmente comiéndoselos). Muchas veces toda esta actividad interna tiene consecuencias externas que se convierten en los síntomas que antes hemos mencionado: tos, inflamación, fiebre, cansancio… 

Mejoras para el sistema inmunológico 

Si además de hacer tapping quieres ayudar a tu organismo, ten en cuenta estos tres consejos: 

•  El sistema inmunológico se ve potenciado con el sueño y el descanso, mientras que resulta perjudicado por el estrés. 

•  Las dietas pueden afectar al sistema inmunológico; por ejemplo frutas frescas, vegetales y comida rica en ciertos ácidos grasos favorecen el mantenimiento de un sistema inmunológico saludable.

•  Pasar 20-30 minutos expuestos al sol (tomar el sol, pasear, sentarse en un banco, etc.) cada día provee el organismo de suficiente vitamina D para prevenir muchas enfermedades, entre ellas la gripe. Si quieres ampliar tus conocimientos sobre este tema, puedes consultar la página del «Consejo de Vitamina D» (en inglés): http://www.vitamindcouncil.org/, encontrarás estudios científicos muy interesantes que prueban esta relación. 

Un ejemplo de ejercicio de EFT

Aparte de seguir los consejos arriba mencionados podemos liberarnos del miedo a contraer la gripe (o cualquier otra enfermedad), y a la vez reforzar nuestro sistema inmunológico con algunos ejercicios simples de tapping. 

Siempre elige un asunto específico (un miedo) para trabajar. Antes de empezar evalúa la intensidad de la emoción (ahora mismo) entre 0 y 10.

Posibles frases de preparación (en el Punto de Kárate, es suficiente decir una frase): 
«Aunque tengo miedo a contraer la gripe, me acepto completa y profundamente.» 
«Aunque no estoy segur@ de que mi sistema inmunológico pueda con el gripe este año, me acepto….»
«A pesar del miedo que siento a enfermar, me acepto y me quiero.» 

Posibles frases recordatorias (empezando en la coronilla y terminando debajo del brazo, puedes decir la misma frase en todos los puntos, o cambiarla en cada punto, manteniendo el mismo enfoque): 
Tengo miedo a enfermarme.
Este miedo. 
No me siento lo suficientemente fuerte.
Necesito reforzar mi sistema. 
Tengo miedo a contraer gripe.
Miedo a contagiarme.
Miedo a esta enfermedad.
Miedo a enfermarme. 
Respira profundamente. Haz otra evaluación entre 0 y 10. Repite el ejercicio hasta que te sientas liberad@ del miedo en cuestión (la intensidad queda en un 0 o 1).

Otro ejemplo, suponiendo que tus defensas están bajas:

Preparación:
«A pesar de que mi sistema inmunológico a lo mejor no funciona al 100%, me acepto completa y profundamente.»
«Aunque mis defensas no están en unas condiciones óptimas, me acepto y me quiero.»
«A pesar de que mi sistema inmunológico puede fallar, me acepto y me perdono por cualquier cosa que pueda haber hecho para bajar mis defensas.»

Posibles frases recordatorias:
Mis defensas están bajas.
Mis defensas no están al 100%. 
Necesito reforzar mis defensas.
Mis defensas no están en un nivel óptimo.
Me siento con las defensas bajas.

Respira profundamente…. Evalúa la creencia sobre tus defensas, y repite el ejercicio hasta que te sientas confiad@ en tus defensas.

Ejercicio opcional:
Cuando (y solo cuando) el miedo o la creencia negativa está liberada, puedes utilizar el Tapping para programarte con afirmaciones positivas. Este ejercicio no es parte del EFT original, pero a muchas personas les gusta terminar la práctica con frases en positivo, y creemos que puede beneficiarnos en estos casos. Haciendo tapping en los puntos puedes repetir frases como:

1. Elijo sentirme protegid@.
2. Elijo subir mis defensas a un estado óptimo. 
3. Mi cuerpo sabe defenderse.
4. Confío en la sabiduría de mi cuerpo. 
5. Todas mis células trabajan óptimamente.
6. Mi sistema inmunológico es fuerte.
7. Puedo confiar en mis defensas.
8. Suelto todas las emociones negativas que roban energía a mi sistema inmunológico. 

Haz unas respiraciones profundas, y con cada inspiración imagina que tus células protectoras están más y más fuertes. Con cada expiración imagina que estás soltando todo lo que bloquea tus defensas.