EFT y la Ley de la Atracción

Rara es la persona que no ha escuchado hablar de La Ley de la Atracción o de “El secreto”, el libro y documental que propagó este método por todo el mundo. Rhonda Byrne consiguió durante año y medio ser el libro de no-ficción más vendido en España y si consultas en Internet puedes encontrar millones de entradas en Google que te hablan de la Ley de la Atracción.

“La Ley de la Atracción es una teoría que comúnmente se asocia a los movimientos de la New Age. Parte de la base de que nunca debes centrarte en lo negativo porque metafísicamente atraes aquello en lo que te enfocas. Tus pensamientos, conscientes e inconscientes, determinan tu destino”, indica Wikipedia, donde también se señala que está entre los cien libros más vendidos de toda la historia.

La Ley de la Atracción tiene cientos de detractores por todo el mundo, especialmente procedentes del campo científico porque aseguran que se produce una descarada tergiversación de las leyes físicas universales pero el número de críticos es absolutamente insignificante si lo comparamos con los millones de personas que han adquirido la película, el libro o que asisten a los seminarios que se imparten a lo largo de todo el mundo. Y lo más importante: que consiguen materializar aquello que quieren en sus vidas.

Sin embargo, inclusive después de haber leído, anotado y puesto en práctica con toda la fe y la ilusión del mundo los cuatro puntos fundamentales que se indican para “atraer” a tu vida lo que quieres en todos los aspectos que puedas imaginar: un amor, un trabajo, más dinero, una casa nueva, una salud de hierro, un coche…¡No ocurre nada! Y tu siguiente pensamiento puede encuadrarse en alguna de estas categorías:

• Esto no funciona

• Demasiado bueno para ser real

• Es un “engañabobos”

• No me lo merezco

Bien, repasemos cuáles son los pasos a seguir, de forma muy simplificada, que se indican en el libro y en el documental:

  • 1.-Señala: Decide exactamente qué es lo que quieres materializar en tu vida. Focaliza tu atención.
  • 2.-Pide: Verbaliza o expresa al Universo (o a Dios, a tu Yo Superior, según tu sistema de creencias) tu deseo
  • 3.-Eleva tus vibraciones: Siente, vive y piensa como si ya tuvieras lo que quieres (visualizarlo ayuda mucho pero no es obligatorio)
  • 4.-Recibe: Abre tu mente para recibir y no pienses en los resultados.

Si tu mente analítica procesa estos cuatro simples pasos, seguro que te unes a las miles de personas que firmarían las anteriores afirmaciones, pero como toda buena técnica de mercadotecnia (y en eso los norteamericanos son grandes artistas) si quieres exprimir un producto, debes ofrecer pinceladas pero nunca el TODO de una sola vez… Así que tanto en la película como en el libro, te dicen lo que tienes que hacer pero sin abundar en detalles, especialmente los más importantes. De hecho ya está a la venta el segundo volumen del libro donde en su portada te aseguran que AHORA te lo explican todo.

A los cuatro pasos indicados le hace falta un punto más, el más importante, el que no se menciona, el que está oculto y puede provocar que no seas capaz de llegar ni siquiera a la segunda fase: a pedir lo que deseas.

El verdadero secreto en realidad es: eliminar todos y cada uno de los “peros”, las trabas, las dudas, los miedos, las inseguridades que te asaltan…Todo lo que en definitiva está haciendo que consciente o inconscientemente no estés enfocado en lo que quieres sino precisamente en lo que no quieres.

• Si quieres adelgazar no puedes estar todo el día mirándote al espejo para decirte a ti mismo lo gordo que estás… atraerás más de lo mismo.

• Si quieres cambiar de trabajo no puedes estar todo el día lamentándote por el trabajo tan horrible que tienes… seguirás en ese trabajo.

• Si no tienes pareja no puedes ir contándole a todo el mundo lo solo que estás… con esa cara de alma en pena, seguirás solo mucho tiempo.

• Si tienes deudas no puedes estar todo el día lamentando tu suerte… así no activarás el cerebro para encontrar nuevas y creativas soluciones.

• Si quieres tener una super-salud no puedes pensar sólo porque toses un poco que al día siguiente vas a estar en cama con gripe….

EFT, ThetaHealing, PsychK, y otras muchas, son estupendas herramientas que te ayudan a cerrar el círculo de la materialización. Todos tenemos amigos a quienes la vida les sonríe muy a menudo, en todo lo que hacen, en todo lo que emprenden, en la gente que les rodea… y pensamos “Ese sí que tiene suerte”…. Pues no, no es cuestión de suerte, es cuestión de:

  • 1.-Saber lo que se quiere y no solo de lo que se huye.
  • 2.-Abrir la mente para que se llene de ideas y fórmulas para conseguirlo.
  • 3.-Tomar acción y no dejar pasar una sola posibilidad de conseguirlo.
  • 4.-Estar absolutamente convencido de que tarde o temprano lo vas a tener y disfrutar del proceso.
  • 5.-Seguir trabajando en éste y otros proyectos, visualizándote “como si ya lo tuvieras” incluso aunque no sea así.

Lo que ocurre es que estos amigos que tú crees unos privilegiados del destino de forma intuitiva y natural actúan así por la vida, y tú… cuando trabajes contigo mismo, lo conseguirás también.

El caso de Teresa

Uno de los ejemplos más cercano y claro que tenemos es el de Teresa, una amiga de Patricia. Ella comentaba completamente emocionada que cuando le recomendaron el libro meses atrás, no pensó que fuera a conseguir su mayor propósito en ese momento. Y le echamos una mano.

  1. Teresa decidió exactamente lo que quería: “Quiero salvar mi matrimonio” y dejó de concentrarse en sus miedos, en lo que él tenía que cambiar o en los reproches habituales.
  2. Enfocó su mente en ello (pedirlo al Universo para unos puede ser orar, para otros dejar testimonio de qué es lo que se desea. Para nosotras es involucrarse, llevar al lóbulo prefrontal* del cerebro aquello que se desea).
  3. Aprovechó toda ocasión para tomar acción y conseguir lo que realmente deseaba. En su caso, mucho diálogo, búsqueda de momentos especiales comunes, tiempos separados para los dos, nuevas “normas” que se adaptaban más a la situación actual de ambos…
  4. Visualización: Sintió que era feliz con su esposo, ideó decenas de momentos juntos, se veía con él en el futuro.
  5. Mente abierta: Estaba realmente convencida de que iba a ocurrir, no desesperó y se desapegó del resultado, aceptando que si el final había llegado y era lo mejor para ambos, así sería aunque ella no era lo que deseaba.

Y funcionó, cuando escribimos este artículo siguen juntos, año y medio después de la crisis que vivió la relación.

* Los lóbulos frontales son el sustrato anatómico para las funciones ejecutivas, aquellas que nos permiten dirigir nuestra conducta hacia un fin y comprenden la atención, planificación, secuenciación y reorientación sobre nuestros actos.

En nuestro ejercicio de tapping de hoy te presentamos una fórmula para lidiar con el miedo al cambio que subyace en la mayor parte de las barreras hacia conseguir lo que deseas. El cerebro humano está programado para automatizar respuestas, esto ayuda a la supervivencia, pero te ancla a repetir esquemas de comportamiento. Para el cerebro cualquier cambio, cualquier salida de rutina, significa posible peligro, así que tratará de evitarlos.


Ejercicio para eliminar el miedo al cambio
Preparación (en el punto de Kárate):
«Aunque una parte de mi tiene miedo al cambio, me acepto completa y profundamente»
«A pesar de mi miedo a cambiar, me acepto completa y profundamente»
«A pesar de mi resistencia al cambio, elijo sentirme segur@ y confiad@”
Secuencias:
1. Tengo miedo al cambio.
2. Tengo miedo a cambiar.
3. Alguna gente puede rechazarme si cambio.
4. No quiero conflictos.
5. Quiero quedarme donde estoy.
6. Me siento más segur@ en esta situación.
7. Siento inseguridad por el cambio.
8. Es más fácil quedarme donde estoy.
9. Si esto funciona, aunque no me guste, qué necesidad hay de cambiar
Respira profundamente y continúa sin Preparación:
 
1. ¿Qué pasa si no consigo cambiar?
2. ¿Y si no merezco más de lo que tengo?
3. ¿Y si tengo que pagar caro por el cambio?
3. El cambio conlleva responsabilidad.
4. Eso me da miedo.
5. Pero no puedo huir de mí mism@.
6. Estoy dispuest@ a aceptar la responsabilidad.
7. Porque no quiero seguir haciendo lo mismo
8.Puedo soportar un poco de inestabilidad
9. Acepto lo que soy y lo que quiero ser.
Respira profundamente y vamos a la tercera ronda
 
1. El mundo siempre cambia.
2. Elijo sentirme segur@ con los cambios.
3. Acepto los cambios aunque yo también tenga que cambiar.
4. Decido soltar la resistencia al cambio.
5. Merezco los cambios positivos.
6. Puedo atraer a mi vida todo lo que quiero.
7. Agradezco los cambios.
8. Siento inspiración a cambiar mi vida.
9. Estoy preparado para dar el paso