Vampiros emocionales y EFT (II)

Como veis el tema da para mucha literatura (accede desde aquí a la primera parte del artículo) Seguimos hablando de vampiros energéticos y ladrones de emociones porque precisamente tus emociones son la pista para seguir trabajando, especialmente cuando esos vampiros son personas muy allegadas a ti.

Vamos a quitarle hierro al asunto, por favor sonríe mientras lo lees. Aquí tienes una lista con los principales tipos de vampiros emocionales y las técnicas más efectivas para desactivar “sus ataques”. No podrás evitar poner nombres concretos a cada uno de los tipos.

  1. Los protagonistas: Son el niño en el bautizo, el novio en la boda y especialmente el muerto en el entierro. Son esos tipos de personas cuya vida entera es un drama, no saben vivir sin problemas y si no los tienen los crean. Cuando nos cuentan lo que les pasa a nosotros nos parecen simples incidencias del día a día pero para ellos son auténticas catástrofes y siempre ellos son los protagonistas negativos. Además les encanta hablar y recrearse en los detalles.
  2. Los inoportunos: este tipo de vampiros llevan siempre su mochila repleta de sentimientos negativos y la descargan en todo momento, sin ser conscientes del lugar o del momento y mucho menos de si es el más apropiado para hablar de sus problemas emocionales. Es ese amigo que comienza a despotricar contra las brujas de las mujeres, especialmente su ex, sin tener en cuenta que está en la despedida de soltero de un amigo.
  3. Los hipocondríacos: Si existe una enfermedad, ellos la tienen también y saben más de ella que su propio médico. Toman píldoras para cualquier síntoma, incluso recetan a los amigos y familiares. Cualquier síntoma, por nimio que sea les lleva al centro de salud y pretenden que todas las personas que están a su alrededor actúen igual. Si no lo haces están todo el día detrás de ti recordándote las terribles consecuencias de un infarto, un cáncer o una subida de tensión. Son especialistas en contar que un vecino suyo murió de cáncer justo en el momento en que su mejor amigo les dice que le acaban de detectar un bulto extraño en la garganta.
  4. Los híper-reactivos: Son personas que ven peligro en todo momento, pero no solo en su vida sino también en las de los demás. Reaccionan de manera excesiva ante cualquier acontecimiento que se salga de su normalidad pero nunca ofrecen soluciones, solo respuestas excesivas: gritos, sudoración, nerviosismo, malas contestaciones. Lo que funciona mal para ellos, también funcionará mal para los demás.
  5. Los realistas: este tipo de personas son negativas desde que nacieron, si algo tiene que salir mal, seguro que les saldrá mal a ellos y si tú haces lo mismo, a ti también porque ellos tienen más experiencia. Si les dices que no se puede ser tan negativo en la vida te responden que son realistas y que tú al ser positivo eres un iluso. Este tipo de personas drenan tus sueños, tus ideas, tus proyectos de manera terrorífica. Son especialistas en decirte las cosas que son imposibles, pero nunca las que son posibles y se recrean especialmente en las cosas terribles que pueden ocurrirte solo por intentarlo.

Esta es una pequeña lista, que surge probablemente a partir de nuestros propios vampiros emocionales, pero os invitamos a añadir aquellos que te rodean a ti. Ahora vamos con las soluciones.


Ejemplo de ejercicios de tapping para que no te drenen la energía
Prepararse antes:
Cuando sepas de antemano que vas a ver a uno de nuestros “queridos” vampiros puedes hacer unas rondas de tapping continuo mientras dices estas frases, o crear las tuyas propias usando este modelo:
1.    Los protagonistas: Hoy voy a ver a (su nombre) por alguna razón siempre está metido en problemas, parece que se retroalimenta de mis emociones cuando me está contando el nuevo drama en el que está inmerso, tanto que me dejo llevar y acabo sintiéndome como él/ella. Escucharle y sentir compasión no quiere decir que yo sea como él/ella. Elijo alejarme de su drama, elijo sentir mis propias emociones, elijo blindarme y que su drama pase de largo.
2.    Los inoportunos: Hoy voy a ver a (su nombre) por alguna razón parece que se recrea en su drama en vez de intentar superarlo. Aunque me agrada su compañía y sé que lo está pasando mal elijo que su inoportunidad no me afecte. Yo vivo el aquí y el ahora, se integrar mis emociones con EFT y no necesito revivir una y otra vez los malos momentos. Elijo escucharle sin que su basura emocional me afecte.
3.    Los hipocondríacos: Hoy voy a ver a (su nombre) por alguna razón siempre está enfermo, parece que busca y atrae la enfermedad. Yo no soy como él/ella, aunque desee escucharle y apoyarle. Mis defensas funcionan al 100%. Mi salud es óptima y me cuido. Elijo protegerme de sus mensajes negativos hacia mi salud. Es su realidad no la mía.
4.    Los híper-reactivos: Hoy voy a ver a (su nombre) por alguna razón no quiere sentir sus emociones y para evitarlo reacciona excesivamente ante cualquier pequeño contratiempo. Elijo estar en calma. Elijo mantener mi serenidad para encontrar soluciones. Elijo bloquear sus vibraciones negativas.
5.    Los realistas: Hoy voy a ver a (su nombre) por alguna razón su fe en si mismo murió en algún momento de su vida. Esa no es mi historia. Elijo llenarme de fe y esperanza por mis proyectos. Elijo mantener mi entusiasmo como el primer día. Elijo rodearme de personas que me ayuden a conseguir lo que me propongo.
Cómo actuar durante:
.-Estar muy pendiente de tus propias emociones, de cualquier reacción que tengas, de cualquier sentimiento o sensación y hacer inmediatamente tapping en los dedos (así será prácticamente invisible) o tapping mental o incluso ir al lavabo un momento y dedicar 2 minutos a una ronda con aquello que estás sintiendo en ese momento. (Todas estas son técnicas de tapping avanzado a las que puedes acceder desde Membresía)
.- Puedes mantener tu mente ocupada para evitar dejarte llevar por su drama tratando de calificar el tipo de vampiro que es y definiendo sus emociones y reacciones. No divagues, sencillamente define cosas que observas en él/ella, así evitarás juzgar y entrar en su drama.
.- Reconoce su condición de vampiro sin juzgarle.
Y después…
Hacer tapping con todo lo que haya ocurrido y hayas sentido. Aquí tienes algunos ejemplos para el caso hipocondriaco:
“No sé por qué (nombre) se recrea en la enfermedad, tal vez tiene miedo, tal vez necesita atención, tal vez está preocupado y no saber cómo hacerlo mejor. No tengo porqué dejarme atrapar para ver que hay alguna razón que le lleva a comportarse así”
Aunque (nombre) me ha llenado la cabeza con sus problemas, enfermedades, síntomas y dolores hasta el mínimo detalle, elijo sentirme libre y liberado y completamente seguro de que le he ayudado con mi presencia y sabiendo escucharle
Aunque (nombre) está convencido de que está enfermo, de que no soporta más esta situación, de que incluso va a fallecer, aunque me está empezando a doler la espalda, elijo no dejarme enganchar por su negatividad, elijo relajar toda mi musculatura y soltar toda la tensión acumulada en la espalda”.

Si conoces ThetaHealing no tienes más que hacer el corte energético. Si quieres conocer cómo hacerlo y practicar con nosotras en directo accede a Membresía.
 
¡Ponle un poco de humor, por favor! Vuelve, cuéntanos tus experiencias, y cómo te ha ido con los ejercicios