Cuando mucho es nada: liberar en bloque

En muchas ocasiones tener muchos asuntos emocionales pendientes nos abruma y bloquea. Somos capaces de gestionar durante unos meses o años el bloqueo de esas emociones que tanto duelen. Somos expertos en ocultación hacia los demás y hacia nosotros mismos. Somos expertos en camuflaje porque en cuando una emoción asoma, bien a nuestros ojos en forma de lágrima, bien a nuestro estómago en forma de nudo metafórico, de dolor físico, de enfermedad, de patrones nocivos… desviamos la atención.

Esto cada uno lo hace a su manera. Hay quien come para no sentir o para llenar el vacío. Hay quien fuma compulsivamente porque inconscientemente siente que no tiene derecho a estar aquí y así se mata lentamente. También están los que mantienen relaciones de pareja alienantes; quienes permiten que los demás tomen ventaja para que no se sientan mal; quienes se martirizan diciéndose una y otra vez lo tontos que son…. De todo con tal de evitar que esas emociones afloren.

Es la brillante manera que tiene nuestra mente de protegernos de nuestros propios sentimientos.

Pero esto somos capaces de mantenerlo un tiempo, en algún momento, en algún lugar, las emociones se desbordan. Nuestro recipiente emocional está saturado y entonces comienza la ansiedad, la adicción o la caída en picado que suele acabar en la oscuridad de la depresión.

¿De verdad tenemos tanto miedo a sentir que preferimos una adicción, una enfermedad o una vida de infelicidad?

Es cierto que en muchas ocasiones una persona se siente radicalmente mejor al comprender qué sentimiento o emoción está detrás de su comportamiento, es decir que hay una razón porque así en primer lugar puede dejar de culparse a si misma; pero el tapping puede ayudarte a subir en la escala emocional para pasar de sentirse bien a elegir cómo queremos sentirnos. Hay una gran diferencia entre una y otra, ¿no?

Liberar emociones en bloque en tres pasos

Recientemente la doctora en Psicología Carol Solomon publicó unos sencillos y útiles pasos para trabajar con múltiples emociones sin abrumarse y sin sentir que “nunca” vamos a acabar, precisamente para evitar que si «tienes demasiadas emociones que limpiar» decidas simplemente no hacerlo, de ahí el título de este artículo: «Cuando mucho es nada…»

  1. Conciencia
  2. Aceptación/Permitir
  3. Disposición a sentir

Blanca (nombre ficticio), una clienta de Patricia vivía en una montaña rusa de emociones que variaban desde la autocompasión al rencor contra si misma por el ostracismo en el que ella misma se había sumido. Cuando recordaba su juventud, rodeada de gente, de amigos, de vida social se sumía en una enorme tristeza. Cuando era consciente de la vida recluida que había elegido porque en un momento se agobió de tanta vida social, sentía rencor contra si misma y contra todos esos amigos y familiares a quienes culpaba de portarse mal con ella y abandonarla.

Una vez que comprendió y fue CONSCIENTE (paso 1) que la emoción que estaba debajo era la tristeza y la soledad hicimos tapping con estas frases

Está bien sentirse así (ACEPTACIÓN, paso 2)

La tristeza forma parte de mi proceso de sanación

Reconozco que siento rencor porque me siento sola

Acepto todas mis emociones, estoy liberándolas, puedo liberarlas de mi ser

Me doy PERMISO (paso 2) para sentir toda esta enorme tristeza en mi corazón

Me permito reconocer que me siento sola

Me siento segura SINTIENDO este rencor (paso 3)

Es seguro para mí sentir toda esta tristeza

¿Puedes manejar tu sol@ tu montaña rusa emocional?

No tienes que hacerlo sol@, mensualmente puedes reunirte con Patricia y Eva y todos los miembros Liberación Emocional para hacer este trabajo en grupo por un precio seis veces inferior al de una sesión privada de coaching. Pincha aquí para ver todo lo que la membresía puede ofrecerte.

Ejemplo de ejercicio de Tapping para emociones que desbordan
 
Solemos destacar la importancia de ser específicos, trabajar las emociones y los aspectos uno por uno. Pero a veces es difícil separar una emoción de la otra o incluso nombrar una emoción. ¿Cómo abordar, entonces, nuestro problema? En este caso siempre es mejor hacer el tapping de forma general que no hacer nada. En el momento de sentirte abrumad@ por tus sentimientos, el problema que necesitas nombrar en la Preparación puede ser «todo lo que siento ahora». Así, tratando tu estado emocional actual te ayudará sentir y saber más claramente lo que está pasando, y podrás continuar con frases más específicas.
Este ejercicio sirve para ayudarte en estos casos cuando no sabes cómo empezar, por sentir «demasiado». Mientras haces tapping observa tu cuerpo, si el cóctel de emociones se manifiesta en forma física esto puede ayudarte a calibrar la intensidad.
Preparación:
Aunque estoy abrumada por todos los problemas que tengo y todas las emociones y no sé cómo empezar me acepto y respeto y elijo ver claramente qué es lo que necesito trabajar primero.
Ronda 1: 
1.      Todo lo que siento ahora
2.      Este coctel de emociones
3.      Estas sensaciones
4.      Lo que siento
5.      Todo lo que siento ahora
6.      Todo esto me abruma
7.      Esta mezcla de emociones
8.      No sé por dónde empezar y quiero dejarlo
9.      Todo lo que siento ahora mismo
 Para, toma aire ¿Ya sabes con qué necesitas empezar? Si todavía no lo sabes puedes continuar con las sensaciones físicas hasta que desaparezcan. Después puedes hacer una ronda de afirmaciones, como la que te mostramos a modo de ejemplo.

Ronda 2: 
1.      Elijo saber por dónde empezar
2.      Elijo tener una visión clara de mi problema para poder resolverlo
3.      Elijo sentirme relajada con todo este trabajo
4.      Sabiendo que soy capaz de ayudarme
5.      Aunque sea poco a poco
6.      Puedo distinguir mis emociones
7.      Elijo tratar todo lo que me pasa a su tiempo
8.      Incluso elijo disfrutar el proceso
9.      Quitando estrés, relajándome porque hago todo lo que puedo
 
Toma aire y repite tantas veces como sea necesario el proceso.

*Si prefieres los ejercicios en audio o vídeo, accede a la membresía. También para las sesiones grupales en directo.